musica

domingo, 24 de agosto de 2014

Capitulos 21º 22º 23º y 24º

CAP 21.-
En los últimos 4 meses yo había sido un desastre. Había dejado a Tom resbalarse entre mis dedos, se había ido. La gente me preguntaba que qué me pasaba. Me volví callada y distante a los demás. Mis padres pensaban que éra por mi hermano, pensaban que yo lo veía como un heroe, y me falló. Estuve de acuerdo con eso y no discutí, Tom había mantenido su palabra, él se había ido para siempre. Me sentía traicionada y utilizada, pero más que nada, me sentía culpable. Cuando recordaba a Tom, sabía que podía haber hecho todo mejor, lo pude haber cambiado completamente, me culpaba a mí misma por eso y muchas cosas, me culpaba por haber sido tán facil y haber caído, me culpaba por no ser feliz. Me había comprometido más con la escuela que con cualquier otra cosa, eso me distraía de todo. Me volví la estrella de soccer también, todo lo que hacía era perfecto, pero ya no tenía vida. Tan solo estaba dedicando más tiempo a cualquier cosa, en vez de encerrarme en mi casa.
Tuve un mal momento el primer mes cuando Tom se había ido. Recordaba todo exactamente como si hubiera pasado hace un par de horas, cuando nos sentabamos en el sofá a mirar televisión, cuando estabamos en mi habitación, cuando cocinabamos o comíamos juntos, me había vuelto aburrida e insensible.
No había sido yo misma ultimamente, todo era lo mismo, evitaba ver las noticias a toda costa.
Fué un día en la escuela, donde estaba caminando hacia mi casillero después de la cuarta hora antes de quedar de verme con mis amigos en el almuerzo, abrí mi casillero y metí dos libros ahí, arreglé un poco el casillero ya que algunas cosas se habían desordenado. Estaba arreglando algunos documentos en una carpeta cuando derepente escuché a alguien detrás de mí.

- ¡Hola _______ !.

Me dí la vuelta para ver a Nathan sonriendo dulcemente cargando su mochila sobre su hombro. Nathan éra un gran amigo mío, me recordaba a mi fiel golden retriever que tuve hace años, solo que Nathan tenía cabello obscuro en su rostro. Había dejado su patineta a un lado.

- Hola.- le respondí, cerré mi casillero y volteé de nuevo hacia él. - ¿te puedo ayudar en algo?.

Comenzé a caminar y Nathan iba a un lado mío. Miré a un par de chicas pasar y suspirar mientras veían a Nathan caminando junto a mí.

- Nah, solo pensé en esperarte, ya que vengo de la clase de la Sra. Kingston (?) tarde. 

La clase de la Sra Kingston. estaba cerca del piso en el que nosotros estabamos, mi estomago se revolvió cuando recordé cómo Tom me había defendido del Profesor Adams hace meses. Luché contra mis lagrimas mientras miraba por el pasillo.

- ¿Estás bien _______ ? Tengo un minuto si quieres ....- Nathan dijo esas palabras de verdad, no estaba fingiendo, no como Tom. - ¡¿Hola?¡ Tierra llamando a _______ . -

Parpadeé y miré a lo lejos.

- Estoy bien, de verdad. - le respondí, mi voz se entrecortó un poco cuando lo dije, y no lo miré a los ojos. 

Sentí que me tomaba mi mano para que lo viera a los ojos. Él me miró y me abrazó, me quedé en shock un momento, no me habían abrazado en mucho tiempo.
CAP 22.-
 Respiré el aroma de su colonia, no era una escencia muy común que los chicos solían usar. Nathan me apretó con más fuerza y yó le devolví el abrazo.
¿Porqué estaba haciendo esto? Estaba muy segura de lo que sentía Nathan por mí, pero, ¿pordía yo sentir lo mismo también?
Lo conosco desde hace mucho tiempo, él ha sido siempre uno de mis amigos más fieles, siempre había estado ahí cuando yo lo necesitaba, ¿cómo podria herirlo? Yo tenía a ... Tom.

- Puedes contarme ________. me dijo.

No no no no, por supuesto que no podía contarle.
¿Qué se supone que le diría? ¿Que mi novio me dejó para ir a matar gente? ¿Que éra un criminal y prometí no decirle a nadie? ¿Que me acosté con él mientras mis padres no estaban?
No. Lentamente levanté mi mirada, preparandome para mentirle en su dulce y amigable rostro.

- Es.. es que..- comenzaba a decirle pero me interrumpieron.
- ¡Hey Nat! Tenemos practica hoy después de la escuela.- le dijo un chico que conocía desde 2 grado.
- Ya me habían dicho Mark, gracias.- le contestó y le dedicó una sonrisa, después regresó a nuestra conversacion. - Entonces ¿Qué te pasa?.
- Es solo que mi hermano ha avergonzado a nuestra familia, me afectó más de lo que debería.- le contesté, MENTÍ.

Nathan me miró sospechoso.

- Lo siento mucho, tu hermano debió saber que eso no estuvo bien.

Yo solo asentí y traté de alejarme de su alcance. Nathan fingió no darse cuenta, ambos caminamos hacia donde estaban los demás chicos. 
Estaba completamente quieta y callada, dejando que la culpa me comiera viva. Me sentía terrible, caminé hacia Lucy y me abrazó, como siempre lo hacía. Me senté con las chicas y los chicos se sentaron al otro lado de la mesa.

- Siempre te ves un poco pálida ________.- me dijo Jane preocupada.
- Cierto.- contestó Fernanda tocandome la frente.- debes tener fiebre.

Lucy también sintió mi frente y después tocó mis manos.

- ¡Estás hirviendo!.- exclamó lucy al momento de tocarme.
- No, solo es la temperatura de aquí, no se preocupen.- traté de calmarlas.
- No deberías ir a practicar soccer hoy, mejor quedate a descansar. - me sugerió Lucy.
¿QUÉ?
- No no, estoy bien. Si me siento mal no iré.- les mentí.

No, claro que no abandonaré el soccer.

- Si quieres, yo le puedo decir al entrenador...- Jane también estaba en el equipo.
- De verdad, ¡ESTOY BIEN!.- les dije casi gritando.

Había levantado demaciado mi voz, a lo que los chicos voltearon a ver que pasaba y me sentí incomoda.

- Perdon, pero en verdad estoy bien.- les repetí.
- Si tu lo dices.- contestó Fernanda.

En ese momento llegó Nathan, y me dió un jugo de naranja.

- Tómatelo.- me ordenó Nathan.
Lentamente miré hacia él.
- Gracias.- le contesté.
- Cuando quieras.

El timbre sonó y caminé hacia mi clase, pensaba... ¿Qué hubiera hecho Tom? Cargarme y llevarme lejos de ahí por supuesto.
Entré a mi clase hirviendo en temperatura, me tomé el jugo de naranja que Nat me había dado, me sentía un poco mejor. Tomé un poco más para mejorarme.
Después de la escuela, Nathan me alcanzó mientras yo iba hacia los casilleros para ir a practicar.

- ¡Hey hey! Usted señorita se irá a casa.- me dijo él.
- ¿Qué dices? Me siento bien, gracias por el ju...- le estaba diciendo, en ese momento tomó mi mano.

Nathan levantó sus cejas.

- Estas hirviendo, lava girl, te llevaré a tu casa.

Se aferró a mi mano tomandola con fuerza y comenzó a acompañarme hacia mi casa. 

- ¿Qué hay de tu practica de basket ball?.- le pregunté.
- El entrenador se divorció, ahora se desquita con nosotros... tú sabes, mejor me pierdo eso.

Oh diablos, ¿Qué puedo hacer para que regrese a la maldita escuela?

- Vamos porfavor, regresa a la escuela.- le sugerí.
- Tendré que ir a casa una vez que te acompañe a la tuya, después iré a ayudarle a mi papá en su oficina.
- ¡PORFAVOR!- le dije levantando un poco la voz.
- No empiezes ________.

Gruñí y seguí caminando, de repente, ví algo en mi arbol.
Éra aquel cabello lleno de rastas rubias tan familiar para mí, aquel que podría reconocer donde sea.

- ¿Viste eso?.- pregunté, me acerqué un poco y no ví nada.

Nathan miró donde le dije y comenzó a reir.

- ¿Ver que? Necesitas un decanso, ahora comienzas a ver cosas _______.-

Me dijo y después me soltó de las manos para que caminara hacia mi puerta.

- De verdad debí ir a la practica, te odio Nathan.- le dije en tono de burla.
- ¡Ja! Lo sé, lo sé. Espero que te sientas mejor.

Nathan esperó a que entrara a mi casa, él era lo suficientemente inteligente como para darse la vuelta estando yo aún afuera. Hubiera corrido de regreso hacia la escuela. 
Me dijo adiós con su mano y cerré la puerta, lo miré mientras se iba. Una vez que lo perdí de vista salí hacia el arbol, busqué entre mis plantas y el jardín, no encontré nada. 
Nathan tenía razón, estaba comenzando a ver cosas.
CAP 23.-
~ NARRA TOM~

Esperé afuera de la casa de __________. Había vuelto para verla, para decirle que la amaba y no la había dejado. Esperé al otro lado del arbol, me sentía triste y asustado, tenía miedo de que no sería capaz de dejarla otra vez, pero estaba emocionado de ver sus hermosos ojos y tocar su suave piel, decirle al oído que LA AMABA.
De repente la escuché llegar, heché un vistazo y ... la ví. La ví con aquel chico de la escuela, al cual recuerdo que le gustaba mi chica, mis ojos lo miraron a él. Sentí mi temperatura elevarse tanto que estaba hirviendo por dentro, mis puños se cerraban con fuerza a mis costados, sentí un gran descontrol sobre mí. Me sonreí a mí mismo. -Estas MUERTO- pronuncié entre susurros muy bajos.
Miré a _______ caminar más cerca hacia su casa, los escuché platicar y pronto _______ ya estaba caminando hacia su puerta. No pude escuchar bien su conversación ya que sentía que me quemaba por dentro, casi hasta podía escuchar las flamas dentro de mí.
Ese maldito perro la esperó hasta que se metiera a su casa, después _________ cerró la puerta y el estúpido se fué.
Inmediatamente lo comenzé a seguir, me agaché entre los arbustos quería sorprenderlo y atacarlo en el piso. No... no, haré algo peor.
Esperé a que me llevara algo de ventaja en distancia, entonces comenzé a asecharlo, mis pies tocaron la calle como una sombra, nadie me podía escuchar, mis brazos éran mi arma mortal. Ese hijo de puta no tiene idea de lo que le espera.

NARRAS TÚ

Me quedé dormida por un rato, necesitaba de verdad un descanzo. Me desperté y miré la puesta de sol en mi ventana. Bajé por las escaleras para hacer mi tarea, cociné algo de lasaña e hize mi tarea tranquilamente, me quedé pensando ... cuando ví a Tom esperen a Tom si el estaba en el jardín, esperandome. ¿Era el? ¿Porqué estaba ahí? ¿Porqué vino?
Terminé y subí de nuevo las escaleras, tomé mi telefono. Tenía 14 mensajes sin leer. Los leí, sorprendida por la cantidad que éran.
 
- Ohh no.- me dije en la mente al momento que mi estomago se tensó.
Todos los mensajes decían lo mismo.

"¿Haz visto a Nathan?"
"¿Lo viste después de la escuela?"

El último éra el más reciente.

"¡Encontraron a Nathan ________! Está en el hospital, no está nada bien."

Caí en mis rodillas. POR SUPUESTO, Tom había ido detrás de Nat, corrí hacia mi habitación y llamé a Lucy.

- ¡Hey ______!- me contestó 
- ¿Irás a ver a Nathan?
- Sí por supuesto, ¿quieres que te lleve?.
- Sí, te esperaré afuera.
- Ok.

Salí de mi casa y pronto ví a Lucy llegar en su Beetle rojo. Esperé a que se acercara y después nos fuimos rápidamente al hospital, Lucy pasó a recoger todavía a algunos de los demás chicos, el resto ya estaba en el hospital. Mi cabeza se enredó entre tantos pensamientos mientras llegabamos al hospital.
¿Porqué Tom? ¿Porqué?

Finalmente Lucy se estacionó en un lugar cerca de la puerta, me bajé y corrí. Los demás ya estaban a un lado de mi cuando estaba en el escritorio, frente a la recepcionista. 
La mujer pelirroja levantó su mirada sorprendida por tanta gente, y se levantó.

- Venimos a ver a Nathan, Nathan Robinson.- comenzó a decirle Lucy.
- Oh si claro, pero no deben hacer mucho ruido, es mejor que los demás esperen en la sala de espera.- le contestó la mujer.
- ¿Cual sala?.- pregunte.
- Por favor, espera en aquella sala.- me dijo señalandome una sala a la derecha. 

Estallé en mi interior, y fuí hacia la sala de espera. Cuando entré, Christian, Charlie y Bill ya estaban ahí, y algunos miembros del equipo de Nathan.
Corrí hacia ellos para que me dijeran lo que sabían.

-¿Qué paso?- pregunté asustada.
- Dicen que Nathan esta en serias condiciones, lo encontraron en un callejón cercano a su casa, alguien lo apuñaló.- me dijo Charlie.
- Fué algo horrible..- dijo Christian asustado.
- ¿Porqué alguien haría una cosa así?- comentó Fernanda.

Me senté en un sofá y bajé mi mirada, mirando hacia mis rodillas, estaba llorando. No estaba escuchando realmente su conversación, pero pude escuchar a Bill decir la parte más dolorosa de todas.

- Lo apuñalaron 13 veces, en todo su cuerpo.

Eché mis manos a mi cara, no pude contener mi llanto. Mis amigos me dieron una palmada para consolarme, sintiendo sus manos sobre mis hombros.
Fuí la ultima persona que lo ví bien, en verdad sabía quién lo había herido, yo era la causa por lo que todo eso había pasado. Pero, ¿qué podía hacer? ¿Debería regresar con Tom?

Oh Tom.....
CAP 24.-

~ NARRA TOM ~

Miré la televisión en mi sofá, tenía sueño. Mientras sostenía una botella de licor sobre mis manos, me reía de las cosas más estúpidas.
Aquel 'chico bonito' tuvo su merecido. Recuerdo la manera en la que gritaba y gritaba mientras lo lastimaba con mi navaja. Qué momento tan magnifico, qué risa.
Tuvo suerte de no estar muerto, tuvo suerte de que no lastimé su cara bonita. Tuvo suerte de que no terminé de asesinarlo ahí mismo.  ¡_________ ES SOLO MÍA!
Bebí de mi botella de whisky hasta dejarla ya casi vacía, qué día el de hoy. Le cambiaba a los canales de la televisión hasta que dí con las noticias, tenía un título en grande que llamó mi atención.

"~ Adolescente de 16 años fué encontrado apuñalado a medio día cerca de un callejón"~

Mis ojos brillaron con anticipación, amaba la manera en que la gente gritaba, por lo asustada que estaba. Amaba la forma en que pensaban que iban a seguir viviendo... que gente más estúpida. Creo que visitaré a _________ en la mañana. Mi hermano se quedó en Universal City mientras yo iba a disfrutar 3 días de descanso. Y aquí estaba, agotado, agotado, demaciado agotado. Agotado sobre mi sofá... sobre el sofá gris en el que alguna vez tuve a ________. 
¿A quién puedo engañar? Jamás en mi vida iba a cambiar. Tomé otro trago y dejé mis ojos caer en el sueño.

~ Narras TÚ ~
Mi mamá me recogió del hospital 3 horas después, en esas tres horas me la pasé en la sala de espera, preguntandole a cada doctor o enfermera que pasaba si Nathan estaba bien, pero no obtuve respuesta. Aún estaba llorando cuando mi mamá llegó.

- Siento mucho lo de Nathan cariño.- me dijo mi mamá en un tono suave.

Yo solo asentí no podía hablar, o rompería en llanto de nuevo. Llegué a mi casa y subí por las escaleras, jamás había subido tan lento, caminé hacia mi habitación, me sentía tan ligera y transparente como un fantasma. Me dejé caer en mi cama.
¿Porqué lloraba? ¿Estaba llorando por Nathan? ¿O talvez por Tom?
La realidad llegó a mi mente, estaba llorando por ambos.
Todos esos pensamientos se ernedaban en mi mente, de una manera terrible. Todo tenía que ver conmigo. Todo éra mi culpa.
Escuché a alguien dejar algo sobre mi mesa, después cerraron la puerta. Mi madre me habia llevado comida, un sandwich y una malteada de chocolate. Pero no había algo que pudiera comer ahora. De repente, un extraño pensamiento quedó atrapado en mi cabeza, ir a ver a Tom. Éran casi las 10 p.m. aún tenía tiempo. Acomodé mi cama de manera que pareciera que estaba dormida, puse 3 almohadas de manera vertical y las cubrí con una manta. Me salí por la ventana, me trepé al arbol, tomando la misma ruta que había tomado la otra vez que los policías estaban en mi casa. Salté hacia el jardín y me arrastré por las plantas para salir. Cuando estuve lista, comenzé a correr. Corrí por aquellas calles como un fantasma. Llegué hacia las calles que sabía que me llevarían hacia su casa.
¿Porqué estaba tan desesperada por verlo? No... no éra desesperación, éra enojo.
Corrí aún mas rápido hasta que mi coraje se convirtió en energías. Minutos después llegué a su casa. Estaba igual como la recordaba, silenciosamente miré por la ventana de su habitación ya que él siempre la dejaba abierta. Heché una mirada por dentro, todo estaba obscuro pero la luz de la luna hacía que todo brillara.
Tom no estaba ahí. Caminé hacia su puerta y entré sileciosamente de puntitas, no escuché nada. Cuidadosamente entré por su vestíbulo y llegué hacia la sala. 
¿Qué demonios estaba haciendo? ¿Porqué mierda estaba en esa casa? ¿Qué hara Tom? Pero de algo estaba segura... no le tenía miedo.
Con ese último pensamiento en mi cabeza lo ví. Estaba dormido con su camiseta negra y sus jeans obscuros. Las líneas blancas de sus converse brillaban contra la luz.
Estaba dormido boca abajo en el sofá con una almohada bajo su cabeza. Sus pies colgaban del sofá, su mano izquierda colgaba también como si huviera estado agarrando una botella que estaba sobre el suelo, a un lado de él.
Se veía tan tranquilo... tan pacífico, todo lo contrario a lo que él era. Después el arrepentimiento llegó a mi mente, una idea de último minuto comenzaba a quemarme mi cabeza. Talvéz no había sido Tom. 
Me acerqué y ví hacia la botella que estaba sobre el piso. Había estado bebiendo, caminé después hacia la cocina, me paralizé. Su navaja estaba cerca del lavabo, lleno de sangre. Sí fué él. El miedo se apoderó de mí como si me estuviera quemando, y los latidos de mi corazón se aceleraron a un ritmo increíble. Por primera vez tenía miedo de estar ahí. 
En ese momento... escuché a alguien caminar detrás de mí.




HELLOOO!!!! BUENO AQUI ESTAN LOS CAPS ... ESPERO QUE LES GUSTEN ... TOM SE FUE :(( QUE TRISTE NO?? PERO REGRESO Y COMO DIJO XYORALDYN .... APUÑALO AL POBRE DE NATHAN ... BUENO CUIDENSE ... 3 O MAS Y AGREGO ... ADIOS :))

4 comentarios:

  1. Ay Tom!! Pobre Nathan nisiquiera esta con (tn)..

    Igual Tom regresoo *.* eso emociona.

    Siguelaa :D

    ResponderEliminar
  2. Guaooo pensé q eso no pasaría, quede :O me encantoooo virgii gracias aunque Nathan no esta con (Tn) pobre :( y Tom x celos hizo eso diooos esta emocionante y ahora q pasara???? sube los próximos caps hoy mismo virgii pleasee estoy muy emocionada x leer lo q viene!!!!

    ResponderEliminar
  3. Ya hay mas de 3 comentarios jeje sube los próximos caps pleaseee!!! me encanta esta historia.. estoy muy intrigada!!!

    ResponderEliminar