musica

jueves, 28 de agosto de 2014

Capitulos 29º 30º 31º y 32º

CAP 29.-
~ Narras TÚ ~

Desperté y me dí cuenta que me encontraba en una cama muy familiar para mí, con también un olor muy familiar... el olor de Tom.
Abrí mis ojos y me dí cuenta de que estaba en la casa de Tom. Aún estaba obscuro afuera, miré hacia su reloj y ví que apenas eran las 3 de la mañana. Pero en realidad no fué su aroma lo que me despertó. Había escuchado algo en el otro cuarto, probablemente en la sala. Me levanté y caminé lentamente hacia la puerta, entonces escuché una voz, pero no éra la de Tom, escuché golpes y cosas romperse. 
Abrí la puerta para ver qué estaba sucediendo, no podía ver desde ahí la sala así que caminé dos pasos cuando escuché las pisadas de alguien. Corrí hacia la esquina y ví entonces a Tom tomando de la cabeza a un... a un policía.
Había 4 en la sala, 3 de ellos inconcientes. Tom tenía al policía agarrado del cuello mientras el sujeto colgaba de él debajo del codo de Tom.
Tom se estremeció al verme pero no lo dejó ir, el policía trató de lanzarse contra la pared, intentado que Tom lo soltara. Tom reaccionó rápido y lo llevó hacia una esquina, y lo golpeó contra élla. El policía calló en el piso inconciete.
Miré la escena, Tom sostenía una pistola, finalmente me miró y corrió hacia mí. Soltó la pistola y me abrazó. Me di cuenta entonces que estaba respirando rápidamente. 

- Lo siento ________.- me dijo tratando de tranquilizarme.
- Tom....

Lo miré de arriba abajo, estaba bien. Tom estaba tan sorprendido por lo que había pasado, lo abrazé fuertemente.

- _______, no sé... no sé qué hacer.- se escuchaba temor en su voz.
- Tom... - traté de calmarlo pero algo me interrumpió.

Escuché derepente sirenas, Tom suspiraba fuerte. Se apartó un poco de mí.

- _______ escuchame. - comenzó a explicarme,- quiero que corras ¿ok?.- me dijo con sus ojos llenos de impaciencia.
- Tom los policías...- me interrumpió de nuevo.
- Ellos no te vieron, estoy seguro. 

Tomó entonces mis manos y me apretó hacia él, yo lo abrazé. Esto no podría estar pasando.
Soltó mis manos y tomó mi rostro, me acercó al suyo.

- Te veré de nuevo ______. Lo prometo.

Entonces supuse lo que iba a pasar.

- No... ¡No, Tom! Porfavor... ¡Porfavor no te vallas!.- le decía mientras comenzaba a llorar.
- No me iré, te lo prometo. Te amo, por éso... si ésto tiene que ser... así será. 

Acercó mi rostro hacia el suyo y juntamos nuestros labios. Me aferré desesperadamente a él, no lo iba a dejar ir. Las sirenas de las patrullas se acercaban, me alejó de él y me llevó hacia el otro cuarto.  Me llevó hacia la habitación, siguó guiandome hasta que estuvimos frente a la ventana. 

- Ven conmigo Tom, vámonos de aquí.- le decía desesperadamente.
- No, no puedo. Escuchame bien _______. - Inhaló y después prosiguió - Sal de aquí y una vez que estes fuera de peligro, trepa por aquella varda y camina hacia el éste. Encontrarás un gran árbol de Arce y das vuelta en esa esquina, estarás pronto en tu calle.- me dijo, él tenía una mano sobre mi boca, para que no hiciera ruido. La quitó y de nuevo me aferré a él - Porfavor, _______.

Me miró fijamente a los ojos, y sabía entonces que tenía que escucharlo. Me aparté de él y mis ojos comenzaban a derramar lagrimas de nuevo, Tom sacó un collar de su joyero y me lo dió.

- Es para tí.- me dijo mientras extendía su mano para que lo tomara.

Lo agarré y después me ayudó a salir por la ventana. Me besó en los labios una vez más y cerró la ventana. Entonces corrió hacia la sala.

Tom... Tom..

Me dí la vuelta para comenzar a correr como él me dijo. Me trepé y salté sobre la barda, salté y corrí. Éra casi un milagro cómo es que aún podía ver la noche con mis ojos llenos de lagrimas, no podía mirar hacia atrás. Confiaba en Tom, él sabía lo que estaba haciendo. Corrí como Tom me había explicado y cuando me dí cuenta, ya estaba en mi habitación.
Miré hacia el reloj, sólamente habían pasado 13 minutos desde que había despertado en la cama de Tom. Me senté en mi cama y lloré hasta que no me salían más lágrimas.
De repente, me dí cuenta de que en mi mano aún seguía el collar que él me había dado. Éra el de su madre. Me lo puse mientras me hundia en mi almohada, y me quedaba dormida.
CAP 30 .-
Me desperté y lo único que escuché fué silencio. Aún estaba viva, pero no había posibilidad de que Tom lo estuviera. Talvez estaba ... muerto. 
Me levanté y eran las 10:00 a.m. Caminé hacia mi vestíbulo y me quedé ahí parada mirando hacia el horizonte, hacia una pacifica casa... algo que Tom nunca podrá tener. Tenía miedo de lo que le pudo haber pasado, probablemente lo arrestaron, entonces, otro horrible pensamiento vino a mí, uno que no querría ni pensar que hubiera sucedido. Tom podría estar en esos momentos ... podría estar muerto.  NO. Él lo prometió. 
Después de que me lavé los dientes, bajé las escaleras. ¿Debería estar en la escuela?
Revisé mi calendario, no, éra sabado. Caminé por la sala frente a la televisión y me quedé anonadada, Tom y yo alguna vez estuvimos aquí sentados, caminé hacia la cocina y me paralizé de nuevo, él había cocinado aquí, una vez más las lagrimas comenzaron a salir de mis ojos. Regresé y prendí la televisión.
Le cambié de canal varias veces, nickelodeon, disney, mtv, pero me detuve en CNN noticias.
Estaban las noticias de último minuto, mi corazón dejó de latir... la casa de Tom.

"- La policía dijo que el joven criminal atacó a 4 policías en cuestión de segundos y mató a otros 4 antes de esconder sus cuerpos en los armarios, haciendoles creer a los demás que se había ido. Un simple adolescente de 17 años de edad, quien ha sido culpable de varios delitos." - dijo el reportero.

Las fotos de su casa estaban en la pantalla, después de un minuto, finalmente, su rostro apareció. 

"La policía dijo que hace unos 8 minutos, varios policías entraron y encontrarn a Kaulitz en su habitación. Estaban muy sorprendidos por lo que encontraron, el joven no había escapado, y desafortunadamente, estaba sosteniendo una pistola"- continuó diciendo el reportero, entonces hizo una pausa y miró hacia la casa que ahora no se permitía el paso a nadie y estaba llena de cintas amarillas.

"La policía dijo que luchó contra otros y falló, le dispararon en la parte superior de sus costillas, cerca de su hombro derecho. Desafortunadamente, Kaulitz murió. Tom éra un chico menor de edad, pero que realmente marcó historia en las investigaciones de la policía, culpable también del misterioso caso del adolescente apuñalado hace 2 dias. Regresamos con Claudia Palacios con más noticias sobre la vida del chico y de la tragedia"

Entonces, otro reportero comenzó a hablar, pero todo alrededor de mí estaba en silencio, mi cuerpo estaba temblando. Mi cabeza no tenía nada dentro, no podía pensar nada, estaba vacía. Mis latidos del corazon latían tan lentamente que los podría apenas escuchar en mis tímpanos. El peso del collar que me había dado Tom había incrementado unas 20 veces mientras bajaba mi mirada para verlo.

Todo era silencio... Tom estaba muerto.

- Lo prometiste...- dije entre susurros.

Miré a mi alrededor salvajemente, me levanté y me azoté contra la pared, me golpeaba y pateaba la pared. Me culpaba a mí misma.
Me detuve y me quedé perpleja, me dolía todo el cuerpo. Mis manos y mis puños estaban rojos, casi sangrando. Caí al suelo y lloré hasta que el corzón me dolió.
Levanté mi mirada y dije.

- Perdonalo ________.

Lloré por horas, esperando que Tom tocara mi puerta y decirme que todo estaría bien, pero eso nunca iba a pasar. Jamás iba a volver. NUNCA
CAP 31.-
Estaba en el hospital. Ya habían pasado 5 semanas desde que Nathan estaba hospitalizado. Hoy sería el día en que lo daban de alta y se iría a casa.
Sus heridas se estaban mejorando, estaba vivo, éra un milagro. Lo visitaba tres veces a la semana, con mis amigos o a veces iba sola. Nathan siempre se veía feliz de verme, lo visitaba mucho ya que de cierta forman, me sentía culpable, como si hubiera sido mi culpa lo que había sucedido.
Había tratado de bloquear cualquier pensamiento de mi último amor. No quería recordar todo lo que habíamos pasado sabiendo que lloraría un río, yo ya no quería éso. No había progresado en nada, los momentos juntos regresaban por sí mismos a mi mente.
Me senté en la sala de espera con mis amigos, Bill, Christian, Charlie, Fernanda, Jane y Lucy.
Estabamos todos felices y emocionados de que Nathan estaba de regreso, teníamos la sala de boliche reservada para convivir con Nathan dentro de dos horas. Éra sabado. 
No me hize la idea de asistir al funeral de Tom, y no fuí. No hubiera podido soportarlo.
Miraba hacia alrededor, Fernanda y Lucy hablaban sobre esto y aquello, Jane estaba enviando mensajes de texto y leyendo una revista. Christian, Bill y Charlie estaban hablando sobre el partido de anoche en el que jugó su equipo de football favorito. 
Lucy y yo casi no éramos cercanas ya, me sentí así desde que no quize hablar con ella sobre Tom. Recuerdo todos esos dias que visitaba a Nathan, yo sabía que él sabía algo sobre Tom y yo, y estaba eternamente agradecida con él ya que nunca tocamos el tema.

- Uhm... ¿_______?.- me llamó Fernanda.

Volteé y los miré. Evidentemente estaban hablando de mí, pero no estaba prestando atención, hasta que parpadeé.
- ¿Quieres apostar?- me preguntó Lucy.
- ¿En qué?.- pregunté yo.
- ¿En que si crees que Zac Efron y Vanesa Hudgens volverán a estar juntos?.

"Wow... me importa una mierda".- me dije en mi mente, me encogí de hombros.

- ______ no habla de esmaltes de uñas y de extenciones de cabello chicas.- les dijo Jane.

Se rieron todos, menos yo, simplemente puse una sonrisa falsa para complaserlos. Justo entonces, escuché a alguien caminando hacia nosotros, me levanté y ahí estaba él. Nathan.
Caminaba lentamente, y con su típica sonrisa dulce, a un lado de sus padres y su hermano menor. Tan pronto lo vieron los demás fueron a recibirlo, todos alrededor de él. Nat se reía y pronto él ya estaba caminando hacia mí. 
Lo abrazé con cuidado, sintiendo sus vendas debajo de su camisa.

- Bienvenido al mundo Nat.- le dije
- Se siente genial volver a estar con ustedes.- nos dijo.

Luego me hize a un lado y las chicas fueron para abrazarlo de nuevo,

- ¿Quién esta listo para ir al boliche?- dijo Christian entusiasmado.
- Ohhh vas a perder amigo.- le contestó Bill.
- Voy a dejar que me pateen el trasero solo por hoy, solo una vez en la vida. - les dijo Nathan refiriendose a que aún estaba algo debil.
- No digas niñerías Nathan estás mejor que nunca- le dijo Bill.

Los padres de Nathan lo veían sonreír y sonreían a ellos mismos, les daba gusto volver a verlo feliz. Su hermano menor tenía como 12 años, su nombre éra Michael, éra tan adorable y tierno. Caminé hacia él.

- Entonces... ¿estas listo para ir al boliche Michael?- le pregunté.

Michael me miró por unos segundos y después me respondió.

- Claro.- me dijo de una forma adorable, me sonrió.

Sonreí también y salimos del hospital, íbamos ya en camino hacia las salas de bolos. Pasamos el cementerio, no pude hacer otra cosa mas que ver hacia allá.

Tom te extraño. 

Luché contra las lágrimas, entonces lo decidí, iría al cementerio al otro día.

CAP 32.-

- WOW. Eso fué lo mejor, fué mejor que mi tiro .- Dijo Charlie.

Ya estabamos en la sala de boliche, después del hospital, y ahora nosotros, bueno, ELLOS estaban pasando un buen rato. Michael había fallado varios tiros y se estaba volviendo loco.
Yo estaba sentada a un lado de Jane y Christian, viendolos jugar. No tenía animos de hacer nada, solo me senté y pretendía que la estaba pasando bien por el regreso de Nathan. Lo mejor del boliche es que estaba a un lado del centro comercial y tenía una barra de bebidas al otro lado de la sala. 
Sonreía y me reía entre dientes cuando estaba con mis amigos, trataba de que el día fuera perfecto, pero llegó un momento en el que quize estar sola y puse una falsa sonrisa.

- Iré por algo de beber .- le dije a Jane
- Ok, yo me quedaré viendo a los chicos.

Me levanté y ya estaba casi fuera de la sala de juego, cuando escuché un "Espérame _______".
Levanté mi mirada, - por el amor de Dios.- Me dije, éra Nathan por supuesto. Lo esperé y sonrió mientras se acercaba.

- Apesto en el boliche, no seré capaz de patear traseros en el bascketball nunca más.- me dijo simpáticamente.
- No te preocupes Nat, te dedicaré un un gol en mi próximo juego- le dije y le sonreí. Su sonrisa se ensanchó.
- Éso suena genial, gracias.

Nos sentamos en los bancos y ordenamos. Nathan esperó a que yo ordenara primero.

- Mmm, pediré una malteada de fresa y banana con una cereza, gracias.- le dije al camarero.
- Yo pediré un helado de chocolate con vainilla, porfavor.- le dijo Nathan

Miramos al sujeto haciendo las malteadas con tanta facilidad, lo hacía tan rápido y con mucha gracia.

- Quiero preguntarte algo _________.- comenzó a decir de repente Nathan.

Miré hacia él. Porfavor, que no sea sobre Tom. Esperé a que prosiguera.

-¿Qué piensas sobre mí.? - prosiguió, me agarró completamente desprevenida, estaba confundida, ¿qué pensaba realmente de él? .- Solo tengo curiosidad.- me dijo después.

Bajé la mirada y pensé, ¿Qué creerá que siento yo por él? ... Oh bueno, en realidad sí había hecho parecer como si él me gustara, lo visitaba mucho en el hospital, siempre he sido agradable con el, le había dado 'esperanzas' para pensar que probablemente SI me gustaba.

- Eres un chico asombroso Nathan, en verdad.- le contesté a medias.

Él solo se limitó a asentir con la cabeza inseguro de qué hacer. Pero éra la verdad, él era un chico genial, muy lindo, pero no un patán como los chicos ''lindos'' de hoy en día. Éra inteligente, hacía cosas buenas en la escuela, éra un excelente jugador de Bascketball y... tenía un buen cuerpo. Chicos como él había muy pocos en la tierra. 

-¿Puedo decirte lo que pienso de tí?.- exclamó repentinamente.

Me paralizé un momento, mis labios se abrieron un poco, de repente miré hacia otro lado, estaba muy sonrojada. -grrr, no puede ser- me decía.

- Bueno, solo quiero que sepas, que me gustas mucho ________. Desde que estuviste ahí para mí cuando Jasmine rompió conmigo. Nosé qué hubiera hecho sin tí.

Recordé entonces, Jasmine era una... una puta completamente. Éra la típica chica sexy y zorra. Yo había estado ahí por Nathan, desde descubrí lo que pasaba un día en el baño cuando Jasmine les decía a sus plásticas amigas porqué dejó a Nathan, estaba saliendo con otro chico. Recuerdo que no podía creerlo, me salí del baño, le grité "zorra" y me fuí.
Élla nunca fué agradable conmigo, y por éso ahora, élla había estado buscando una manera de hacer mi vida miserable, pero Jasmine no estaba en ninguna de mis clases, por suerte. Dificilmente la vería.

- ¿_______?.

Reaccioné derepente alejandome de mis pensamientos.

- Awww Nat, gracias.- no supe qué contestarle.

No fué un 'awww' sincero, fué mas bien como un ''Oh no, ¿por qué?'' disfrazado. 
Le sonreí, otra sonrisa falsa.

- Necesito pensar esto Nat, y necesito tiempo. Mi vida no ha ido muy bien.- le dije.

Nathan asintió con la cabeza y suspiró

- ¿Es por... Tom? .- preguntó de repente.

Me quedé paralizada cuando mencionó su nombre. Miré a lo lejos, sentí lagrimas apunto de salir de mis ojos. Nathan no dijo nada y pude sentir su cara de culpa sobre mí.

- Yo.. yo..- intentaba decir pero mi voz se cortó. No podía hablar así que solo asentí con la cabeza.

Nathan se inclinó hacia mí y trató de alcanzar mi mano, yo lentamente se la dí, y comenzó a acariciarla.

- Te entiendo _____, yo sé como te haz sentido, lo veo en tus ojos, veo lo mucho que te duele y cómo aún así pones una buena cara para todos. Eres fuerte _____, y no estoy molesto por todo esto, sé como te sientes, y te puedo esperar ______.

Finalizó con un largo suspiro, lo miré a los ojos y una sonrisa, ésta vez, una sonrisa real apareció en mi rostro.

- Gracias Nat, en verdad no sabes lo mucho que aprecio que no me juzgues, siento mucho lo que te pasó, todo fué mi culpa..

Nathan sacudió su cabeza, negandolo.

- No, no te preocupes, no lo fué.- me respondió.

Sonreímos y de repente nos llevaron lo que ordenamos. Nathan no me soltó la mano, y sonreía, su sonrisa me hacía feliz. Tomé un trago de mi malteada, estaba deliciosa. 
Estuvimos en silencio por 10 minutos. En ese silencio, supe que en verdad podía contar con Nathan, él éra realmente un verdadero amigo. 

~~

Después del boliche, éran ya las 4:00 p.m. Me estaban yendo a dejar a mi casa. Nathan me había comprobado que podía hablar con él de lo que fuera, y que él siempre estaría ahí.
Estabamos afuera de mi casa ahora. 

- Te veo el lunes ______.- me dijo Nathan
- Si, claro. Adiós, gacias por el aventón.

Nat y su familia me decían adios con la mano mientras entraba a mi casa. Cuando entré mis padres estaban en la sala, viendo un partido de futbol.

- Hey ______. ¿Cómo estuvo tu día cariño?.- me dijo de repente mi mamá.
- Fué divertido, Nathan ya está bien.
- Que bueno escuchar eso, es un chico fuerte.- dijo mi papá.

Asentí y subí las escaleras, hacia mi habitación. Iba a visitar la tumba de Tom mañana.
De repente me preguntaba, si en verdad conocí a Tom, si todo lo que pasó con él fué verdad, fué tan mágico.
Coloqué el collar de diamantes sobre mi cuello. Sí fué verdad, conocí a Tom de una manera única, una manera que nadie pudo conocerlo. Lo entendía bien, y él a mí. 
Mañana iría a la florería y le compraría rosas blancas en la mañana.

Miré televisión por el resto del día y estuve un rato en mi PC, facebook y twitter, mis sitios favoritos. Todo ese rato estuve recordando cuando Tom me dijo sus últimas palabras

**FLASHBACK**

- No me iré, te lo prometo. Te amo, por éso... si ésto tiene que ser... así será.- me decía Tom - por favor _____-

Me miró fijamente a los ojos, y sabía entonces que tenía que escucharlo. Me aparté de él y mis ojos comenzaban a derramar lagrimas de nuevo, Tom sacó un collar de su joyero y me lo dió.

- Es para tí.- me dijo mientras extendía su mano para que lo tomara.

Lo agarré y después me ayudó a salir por la ventana. Me besó en los labios una vez más y cerró la ventana. Entonces corrió hacia la sala.
Tom... Tom...





HELLO!!! BUENO ... TOM MURIO ... QUE CHINGAOO!!! PORQUE LA VIDA ES TAN CRUEL?? NAAA ... ENSERIO USTEDES CREEN QUE MURIO?? LAS DEJO CON LA DUDA ... BUENO ME DESPIDO, YA SABEN 3 O MAS Y AGREGO SINO NO ... ADIOS :))

6 comentarios:

  1. Noo claro que noo!! Tom no pudo haber muertoo..!! Pero entonces quién si murio? Será su hermanoo??

    Siguelaa Virgiii ;)

    ResponderEliminar
  2. Noooooo, noooooo, nooooo, me niego a pensar que tomy haya muerto, no puede ser, fijo que fingió su muerte o algo así, pero no pudo irseeeee, es imposibleeer, pobre _____

    ResponderEliminar
  3. Queee??? Como que Tom murió?? no puedo creerlo el no pudo haber muerto, q habra pasado cuando (Tn) se fue de la casa de Tom :S estoy muy intrigada.. ya quiero saber q paso con Tom virgiiii!!!! (Tn) le dará una oportunidad a Nathan???

    ResponderEliminar
  4. Ya hay 3 comentarios virgiii asi q pleaseee sube los próximos caps mujer q me dejaste muy intrigada con la supuesta muerte de Tom :S amo esta historia me fascina!!!!

    ResponderEliminar
  5. no, no no y no... me niego rotundamente a creer que murió y aun creo que el culpable de que la policía llegara fue Nathan .-.

    espero el proximo :33
    cuidate mucho
    Bye ^^

    ResponderEliminar